Compras en Ayacucho

Compras en Ayacucho

Ayacucho está considerada la capital artesanal del Perú.

La creatividad y laboriosidad de su gente se ha mantenido por generaciones, y los conocimientos se han transmitido y conservado, logrando que las creaciones sean de las más apreciadas en todo el Perú. 

 

Centros comerciales en Ayacucho


No es una ciudad de grandes centros comerciales. Pero en cada uno de sus mercados y galerías, así como en los barrios artesanales como el de Santa Ana, se pueden adquirir los más diversos productos, fruto de la tradición del aprovechamiento de recursos naturales cercanos. 

En el jirón 28 de Julio, muy cerca del Arco de Triunfo de Huamanga, está Plaza More.

Es un innovador concepto de un centro comercial moderno dentro de una antigua casona, con patio interno, balcones y arcadas. Hay tiendas de todo tipo, así como varios restaurantes. 

Alrededor de Plaza More hay una serie de pequeñas galerías comerciales donde puede encontrarse todo tipo de géneros: ropa, calzado, joyas, cosméticos... También se consiguen algunas muestras de artesanía. 

 

Mercados de Ayacucho

 

El mercado de Santa Clara, a un costado del Arco de Triunfo de Huamanga, es uno de los principales centros de abastecimiento de alimentos de la ciudad y es, también, núcleo de una importante oferta gastronómica popular de Ayacucho. 

Al norte de la ciudad, en la avenida 26 de Enero, está el mercado Mariscal Cáceres, en el que también hay una buena provisión de puestos especializados en toda clase de géneros de comestibles, cosméticos, ropa y productos de limpieza. 

Otro bonito mercado es el Mercado Ayacucho, ubicado en el jirón Carlos F. Vivanco. Hay ventas de comestibles y restaurantes populares donde degustar platillos de la gastronomía huamanguina. 

 

El retablo ayacuchano, joya peruana

Expresión artística de la más alta calidad y de prestigio universal y Patrimonio de la Nación, el retablo ayacuchano tiene su origen en los belenes españoles.

En una caja de madera, con puertas, se representan imágenes religiosas y culturales, como el nacimiento de Jesús o procesiones de Semana Santa.

Los retablos que siguen la más auténtica tradición están elaborados en cedro, y las puertas van sujetas con tiras de cuero, a manera de bisagras.

Las figuras se realizan en una mezcla de papa cocida con yeso, y luego de moldeadas son pintadas.

Las procesiones de Semana Santa, las fiestas tradicionales y escenas agrícolas o paradas militares, están representadas en los retablos.

Un estupendo ejemplo de retablo ayacuchano, que muestra un sepelio de víctimas del terrorismo, se encuentra expuesto ene el Lugar de la Memoria y la Reconciliación, en Lima. 


Las tallas de alabastro

También declarado patrimonio nacional, el arte de tallar en piedras de alabastro se practica en la ciudad desde la época colonial.

Llamada también piedra de Huamanga, la variedad local del alabastro se encuentra abundantemente en canteras de la provincia de Cangallo. 

Las tallas, de distintos tamaños, representan distintas escenas. La generalidad es de intenso color blanco, y se suelen escenificar bailes típicos, nacimientos, escenas galantes y otras. 


Otras compras imperdibles en Ayacucho

Los tejidos de lana de alpaca o llama también es posible comprarlos en Ayacucho. En Quinua se cultiva la alfarería y cerámica decorativa, y también se encuentran delicados trabajos en fligrana de plata, cestería y deliciosos dulces.