Días festivos en Ayacucho

Días festivos en Ayacucho

Una ciudad con tan completo bagaje cultural y patrimonio inmaterial conserva y celebra una gran cantidad de festividades. Relacionadas algunas con la religiosidad y la fe católica, otras son puramente culturales o en conmemoración de acontecimientos históricos.

 

El Carnaval, Patrimonio Nacional

Patrimonio Nacional del Perú, el Carnaval de Ayacucho es uno de los más famosos del país, junto al de Cajamarca. Aunque la fecha oficial es durante el mes de febrero, la celebración comienza en diciembre, con el solsticio de verano que coincide con la Navidad. En los pueblos rurales se realiza el Puqllay, una suerte de duelo de fantasía en el que los participantes compiten pero no se eliminan. 

Algunos versos se han hecho tan populares que son los cánticos del carnaval al paso de las comparsas, en las calles de Ayacucho. Participan en las agrupaciones los estudiantes de las escuelas, los integrantes de los clubes y los miembros de cada comunidad. Toda la creatividad se vuelca sobre la ciudad, con los más coloridos trajes en torno a bailes y a la yunza, un árbol de regalos. 

Hasta en las más oscuras épocas del terrorismo de Sendero Luminoso se celebró el carnaval en Ayacucho. Las distintas manifestaciones culturales servían como válvula de escape y por eso algunas canciones hacen homenaje a los desaparecidos y las víctimas de la violencia. 

 

El Puqllay

El Puqllay también es el inicio de buena parte de los rituales agrícolas: comienzan a florecer las plantas con la llegada de las lluvias más fuertes, y los animales se aparean. Los duelos se repiten con contrapuntos de coplas, en los cuales se demuestra la creatividad de los habitantes de la sierra. 

 

La Semana Santa, celebración superlativa

La devoción de los huamanguinos es conocida en todo el mundo. Tanta relevancia han tomado las celebraciones sacras de la Semana Santa en Ayacucho, que tienen importancia universal: se considera que solo las de Sevilla, en España, son más importantes. La fe católica de sus habitantes es célebre en todo el ámbito mundial de la Iglesia y en las procesiones se siguen los protocolos de la época virreinal. 

Es una celebración que dura diez días, celebrando procesiones en cada uno de ellos. Las festividades inician el Viernes de Dolores, y se prolongan, con la participación de las distintas cofradías, en distintas procesiones, misas y rituales hasta el Domingo de Resurrección. En los años 60 del siglo XX se confirió a distintas instituciones y agrupaciones de la vida civil de la ciudad, la organización de las procesiones. La Semana Santa comenzó a reunir una legión de fieles, venidos de todas partes del país y del mundo. 

 

Las procesiones de la Semana Santa

El Señor de la Agonía y la Virgen de la Dolorosa salen en el barrio de La Magdalena el Viernes de Dolores. El Domingo de Ramos mezcla la tradición católica con los elementos culturales locales: la entrada del chamizo, marca el toque andino e indígena. Los chamizos, retama seca recogida en la sierra, se carga y se esparce al paso del Señor de Ramos. 

El Lunes Santo sale el Señor del Huerto, de la Iglesia de La Merced. Al día siguiente, Martes Santo, desde el Templo de la Amargura sale la antiquísima imagen del Señor de la Sentencia. Durante el atardecer del Miércoles Santo, se encuentran las procesiones del Nazareno, la Virgen Dolorosa, San Juan y la Verónica. Esta es una de las más emotivas festividades: los fieles llegan con velas, escoltando las imágenes, hasta la Plaza de Armas. 

 

La procesión del Viernes Santo

El Jueves Santo es una jornada de oración, recorriendo siete templos y recolectando agua bendita en ellos. El Viernes Santo se hace el camino al calvario en el día, y en la noche se apagan las luces de la plaza de Armas y la procesión del Santo Sepulcro sale bajo los acordes de música sacra que interpreta una banda.

El Sábado de Gloria la celebración arranca en la noche. Se sueltan toros de lidia hasta la plaza de Toros, y se encienden, en las esquinas de la plaza de Armas, las cuatro hogueras de chamiza se encienden en la noche. El Domingo de Resurrección la procesión sale antes del amanecer. El trono del Cristo Resucitado es cargado por 300 personas y es de una dimensión impresionante. 

 

El aniversario de la ciudad

La fiesta de aniversario de Huamanga se celebra el 25 de abril, la fecha de la fundación de la ciudad correspondiente a 1540. Las instituciones educativas y culturales realizan una gran cantidad de actividades didácticas, relacionadas con la historia y la cultura de la ciudad, además de los actos protocolares del gobierno local. 

 

Día de la Canción Ayacuchana

Erigido el 6 de noviembre, cada año rinde homenaje a la memoria del profesor Felipe García Zárate, destacado docente y cultor popular de Ayacucho quien murió ese mismo día en 1987. A partir de 1988 se le recuerda con un sentido acto cultural. 

 

La Semana de la Libertad Americana

La Semana de la Libertad Americana conmemora, cada 9 de diciembre, la fecha de la Batalla de Ayacucho, que tuvo lugar en 1824. Además de la celebración del Festival Internacional de Guitarra Libertad Americana, año a año se realiza la escenificación del combate en la Pampa de Quinua. En ocasiones, el presidente de la República preside los actos.