Catarata Batán, Cangallo

La catarata Batán, ubicada cerca de Cangallo, es uno de los más hermosos atractivos turísticos de Ayacucho. Ubicada al sur de la ciudad, es uno de los saltos que hace el río Macro, en su descenso por las cañadas de la cordillera de los Andes. 

El curso de agua es alimentado por varias quebradas, convirtiéndose en una cascada de poderoso torrente que se precipita en un sitio de gran belleza escénica. Al pie de la cascada se forma un pozo de agua helada en el que se puede tomar un baño. 

Las aguas de la catarata Batán son sagradas para los pueblos que residen en la zona aún desde antes de la conquista española. El cauce de la cascada es de color café rojizo, otorgándole un contraste hermoso con la espuma blanca. El rugido del agua le confiere al lugar una magnificencia fantástica. 

Si hay algo que le impresionará de la catarata Batán, y de todo Ayacucho, es el azul intenso del cielo. Sentarse a la orilla del cauce y observar el agua correr entre las piedras, es un momento íntimo y personal. 

El nombre de la catarata Batán es de origen indígena. Está relacionado con la onomatopeya del rugido que hace el caudal del agua al caer en el pozo. 

 

¿Qué ver y hacer en la catarata Batán Cangallo, por qué visitarla?

 

- Hacer trekking de montaña. Para llegar a la catarata se debe ascender desde la carretera por una ruta que se desplaza por la montaña. 

- Chapotear en el río. Sentarse en una de las piedras a orillas del cauce, y mojarse los pies, en ese ambiente totalmente natural, es una experiencia irrepetible que no olvidará. 

- Una sesión de yoga y meditación. Este es el ambiente perfecto para estas actividades de crecimiento y elevación espiritual. 

- Atrévase a un chapuzón. Dicen que solo los valientes pueden sumergirse en las heladas aguas de la catarata Batán Cangallo. Dependerá de su capacidad física. 

- Disfrute el paisaje. Está en una de las zonas más naturales y vírgenes del Perú, y de toda Sudamérica. 

- Se puede visitar el pueblo de Cangallo. Esta población tiene el título de ser la cuna de la primera proclama de jura de la independencia del Perú. Es un pueblo hermoso, tranquilo y callado. 

 

¿Cómo llegar a la catarata Batán Cangallo?

 

Se llega a la catarata Batán tomando la ruta Ayacucho Cangallo, al sur de la ciudad. Se sale por la avenida Cusco, y se conduce todo el tiempo hacia el sur. El sendero a la catarata está en el kilómetro 73,5. 

Hay dos caminos para llegar caminando a la catarata. En la primera, se camina por aproximadamente 30 minutos y se llega a la cascada por arriba, y la otra, de 10 minutos, llega por abajo. En la segunda hay que atravesar el cauce del río para llegar a la orilla del pozo principal. 

Desde la plaza de Armas de Ayacucho se puede contratar un tour que lleva a la catarata. Sin embargo, también se puede ir por propia cuenta, tomando un transporte público en la Terminal Sur de Ayacucho, ubicada en la avenida Cusco. Deben tomarse las combis hacia Pacopata, un pueblo muy cercano. 

 

Recomendaciones

 

- Lleve mangas largas, sombrero y zapatos cómodos. También puede usar protector solar. Una toalla y ropa de baño son indicadas si desea bañarse en las aguas. 

- No olvide llevar agua. Se trata de una zona virgen sin infraestructura turística, donde no encontrará ningún comercio. Si quiere hacer un picnic, debe llevar todas sus provisiones. 

- Tome la ruta con calma. Aunque se trate de un sendero suave, a mayor altura hay menor oxígeno. 

- Disfrute la naturaleza. Alejado de toda tecnología, el paisaje con el cielo muy azul, nubes y el agua bajando ruidosamente por la catarata. 


- La mejor temporada para visitar la catarata: El mejor período para visitar la catarata Batán Cangallo es de noviembre a abril, la época de sequía.

Todo lo que necesitas para tu viaje a Ayacucho en una sola Guía

Ver todos los lugares turísticos

Mira aquí la lista completa de lugares turísticos de Ayacucho

Ver Información General

Toda la información que necesitas sobre Ayacucho