Catedral Basílica de Santa María de Ayacucho

Símbolo de la religiosidad católica local y de la conquista española sobre los señoríos del Inca, la Catedral Basílica de Santa María de Ayacucho es un templo católico, el principal de la ciudad, declarado Monumento Histórico del Perú en 1972. 

Edificado durante cuarenta años, entre 1632 y 1672, es de estilo barroco. Con dos torres y un frontis achatado, las tres puertas principales de la iglesia abren sobre el portal Municipal, a un lado de la Municipalidad de Huamanga. Está consagrada a la Virgen de las Nieves.

Su austera fachada en piedra resguarda diez recargados retablos acabados en pan de oro. Se venera, especialmente, la imagen del Cristo de la Resurrección, que marca, desde épocas inmemoriales, el final de la conmemoración de la Semana Santa. Hay lienzos de gran tamaño y en torno a la base de la cúpula están las imágenes de los cuatro evangelistas.

A cada evangelista lo acompaña un signo. A San Mateo, el hombre; a San Marcos, el León; a San Lucas, el Toro y a San Juan, el cóndor andino. Es un homenaje y un símbolo de la mezcla cultural y de la religiosidad católica engarzada en esta zona andina. 

 

¿Qué ver y hacer en la catedral? ¿Por qué visitarla?

 

La Catedral Basílica de Santa María de Ayacucho ha sido testigo silente del desarrollo y crecimiento de la ciudad por casi 350 años. Creció a la par del mestizaje español, el desplazamiento del imperio del Tahuantinsuyo, y la mezcla cultural resultante. También vio el paso de las tropas españolas y patriotas antes de la batalla de Ayacucho, y sus campanas se tañeron para celebrar la victoria. 

Admire la arquitectura. Dedíquese a observar las líneas de la fachada, las hornacinas con las imágenes de San Pedro y San Pablo, y los campanarios que se levantan sobre el cielo azul de los Andes. 

Recorra el templo. Muchas de las imágenes que se encuentran en el templo datan de la época colonial. El Cristo de la Resurreción, el Señor de Burgos, la Virgen del Carmen, la Virgen de las Nieves y muchas otras devociones que encontraron sitio en la devoción huamanguina. 

Deléitese con la cúpula. Una espectacular cúpula sencilla se abre sobre el altar mayor. No se pierda el púlpito, tallado en madera de nogal oscuro y utilizado por el sacerdote para la homilía. 

Ingrese al museo y suba al campanario. La catedral tiene un museo sacro, y se puede bajar a las catacumbas. Desde lo alto del campanario obtendrá una hermosa panorámica de la ciudad. 

 

¿Cómo llegar a la catedral?

 

La catedral Basílica de Santa María de Ayacucho está ubicada sobre el Portal Municipal, la prolongación del jirón 2 de mayo, en el extremo oriental de la plaza de Armas de Ayacucho. Vista de frente, a su izquierda tiene el edificio de la Municipalidad Provincial de Huamanga.

En general todos los huamanguinos le dirán donde está ubicada la catedral. Una buena opción es visitarla al final de la tarde, cuando hay misa y las velas ante los retablos arrancan caprichosos reflejos del pan de oro. 

 

Recomendaciones

 

- Vista adecuadamente. Es un templo católico y está prohibida la entrada con ropa escotada o pantalones cortos. 

- Mantenga una actitud de respeto. La catedral es el centro de la devoción católica de Ayacucho. 

- Espere que caiga la noche. La catedral ha sido dotada de un sistema de iluminación escénica que, durante las noches, le otorga un matiz especial, con sus luces blancas destacando sobre las paredes de piedra. 

Todo lo que necesitas para tu viaje a Ayacucho en una sola Guía

Ver todos los lugares turísticos

Mira aquí la lista completa de lugares turísticos de Ayacucho

Ver Información General

Toda la información que necesitas sobre Ayacucho