Piscinas Naturales de Millpu

Si hay un paisaje natural que se debe visitar en el Perú son las Piscinas Naturales de Millpu. Con una perfecta e increíble fosforescencia turquesa, se trata de unas increíbles lagunas que el agua ha excavado en la roca en un angosto cañón entre montañas. 

Son 20 piscinas formadas por una prolongada caída de agua en un largo declive. Están muy cerca de la población de Circamarca y son uno de los atractivos turísticos más importantes del Departamento de Ayacucho. Se llega después de una caminata de una media hora de sendero por la montaña. 


¿Cómo son las piscinas naturales?

Si el paraíso tiene alguna definición, las Piscinas Naturales de Millpu encuadran en ella. El alucinante paisaje presenta un tono azul intenso en el cielo, unas paredes grises y blancas del cañón, y los turquesas que se van reproduciendo en las diferentes fuentes que el agua ha tallado en la piedra. 

La garganta de Millpu es el camino que el agua ha abierto en la montaña desde el manantial donde nace, en ruta a su desembocadura en otro afluente. El agua es fría pero absolutamente pura y limpia, y es el principal atractivo del sitio. 


¿Qué ver y hacer en las Piscinas Naturales de Millpu?

Disfrute de un escenario natural idílico, paradisíaco y permanente, ese es el principal objetivo de visitar las Piscinas Naturales de Millpu. 

Observe la vegetación y fauna de la zona. Es un ecosistema de alta montaña, el hogar del cóndor andino, la vicuña y el guanaco. 

Vaya con calma. Se sube a una altura considerable así que hay que estar en forma física regular para soportar la caminata. 

Consulte si se puede bañar en las piscinas. En ocasiones, el gobierno del Perú limita los baños en las piscinas de Millpu. El solo escenario y poder chapotear en el agua helada valen la pena.

Tómese fotografías. Seguro que será la sana envidia de sus amigos cuando lo vean en uno de los más paradisíacos escenarios del planeta. 


¿Cómo llegar a las piscinas?

En la plaza de Armas de Ayacucho se puede comprar una excursión de un día a las piscinas. El vehículo subirá por una panorámica carretera que se adentra en los Andes, pasando Cangallo. Se atraviesa pueblos pintorescos de rancio sabor altiplánico, en el corazón del Perú. 

Desde Circamarca, se asciende caminando hacia las piscinas. El tiempo que se demore en subir dependerá de la condición física de los integrantes del grupo. Arriba, el sonido del agua llena el espacio, mientras baja rápida por la montaña. 

Los lugareños consideran que la mejor temporada para visitar las piscinas naturales está entre abril y noviembre, la primavera en el hemisferio sur. El sol brilla con fuerza, arrancándole destellos brillantes al agua turquesa, las pequeñas cataratas blancas entre una piscina y otra, y la montaña de color caliza sobre el cielo azul. 


Recomendaciones: 

- Llevar sombrero, mangas largas, protector solar y ropa de baño para disfrutar de las piscinas. 

- Siga todas las recomendaciones del guía cuando vaya subiendo y en el sitio. Respete las indicaciones. 

- Se ruega que no lance basura ni atente contra el ecosistema. No saque nada natural del lugar.

- Lleve agua para hidratarse en el camino. Algún snack energético, como frutos secos, granola o chocolate son útiles. 

- Hágase todas las fotografías que quiera. Está en un ambiente perfecto, paradisíaco y único en el mundo.

Todo lo que necesitas para tu viaje a Ayacucho en una sola Guía

Ver todos los lugares turísticos

Mira aquí la lista completa de lugares turísticos de Ayacucho

Ver Información General

Toda la información que necesitas sobre Ayacucho