Santuario Histórico Pampa de Ayacucho (Obelisco)

El Santuario Histórico de la Batalla de Ayacucho es un símbolo de la independencia del Perú y del último reducto de la presencia española en la América conquistada. La pampa de la Quinua es no solo un atractivo turístico del Perú, sino que cada año se realiza la recreación de la batalla. 

Todos los 9 de diciembre el gobierno en pleno acude a la pampa y presencia la dramatización del combate que lideró el venezolano Antonio José de Sucre, cuyo título de Gran Mariscal de Ayacucho le fue otorgado y con él fue reconocido hasta la posteridad. Por España, lucharon José de la Serna y José de Canterac, al mando de las tropas ibéricas. 

Las tropas de Sucre y de la Serna se encontraron en la pampa de la Quinua, un escenario natural de singular belleza y prodigioso simbolismo. Está muy cerca de la población de Quinua, que lleva el nombre de una semilla, cultivada en la Cordillera de los Andes, de gran poder energético y que se ha consumido desde tiempos inmemoriales. 


¿Cómo es el Santuario Histórico de la Batalla de Ayacucho?

El monumento central de la Pampa de la Quinua es un esbelto obelisco edificado para la conmemoración del 150° aniversario de la batalla, en 1974. Recubierto de mármol blanco, el obelisco es un grito de triunfo de la independencia hispanoamericana sobre el horizonte de los Andes. 

Las estatuas de los generales Antonio José de Sucre y Jacinto Lara (Venezuela), José de la Mar (Ecuador), José María Córdova (Colombia), Guillermo Miller (Inglaterra) y Agustín Gamarra (Perú) miran hacia el campo de batalla con un símbolismo adicional: representan a los países en cuya liberación trabajó Simón Bolívar, y la legión extranjera representada por Miller. 


¿Qué ver y hacer en el Santuario Histórico de la Batalla de Ayacucho?

Puede planificarse un día completo para la excursión al santuario histórico. Desde Ayacucho hasta el pueblo de Quinua se llega en aproximadamente una hora, subiendo por una ruta de montaña. 

Deléitese recorriendo el pueblo de Quinua antes de subir al sitio de la batalla. Calles empedradas, paredes encaladas y añejos tejados se han mantenido con el paso de los siglos. 

Suba a la pampa de Quinua. El sitio de la batalla está ubicado a casi dos kilómetros desde la plaza del pueblo. Si se siente en condiciones, puede subir caminando. Es un paisaje hermoso y natural. 

Déjese guiar por uno de los niños en el sitio del monumento. Le contarán la historia de la batalla y maravíllese por el conocimiento y el respeto de los chiquillos, protagonistas de este sitio turístico. 

Suba al pie del obelisco y descubra la exposición de objetos y pinturas que se encuentran allí.

Imagine el fragor de la batalla desde el pie del obelisco y rinda homenaje a la gesta libertaria de la América española. 

Adquiera un recuerdo en las muchas ventas de artesanía de la zona. Retablos ayacuchanos, Patrimonio Inmaterial del Perú, y miniaturas del obelisco están disponibles junto a otras muestras de alfarería, cestería y textiles. 


¿Cómo llegar al Santuario Histórico de la Batalla de Ayacucho?

Desde Ayacucho se puede llegar a la población de Quinua, contratando un paseo hasta el santuario o por cuenta propia. La carretera serpentea entre montañas en un paisaje exhuberante, verde y sepia. 

El paradero de los colectivos está en la calle José Santos Chocano, en Ayacucho. Desde allí el recorrido es de aproximadamente una hora, hasta Quinua. El pasaje oscila entre cinco y seis soles por persona, dependiendo de si es feriado o no. 

En el pueblo de Quinua puede subirse caminando hacia el Santuario Histórico, o subir en mototaxi y regresar bajando a pie. El pueblo es muy bonito, sus calles adoquinadas y sus paredes encaladas albergan un sin fín de historias.


Recomendaciones:

- Lleve agua, sombrero y mangas largas. Es un paisaje abierto, sin mucha sombra. 

- Asésorese sobre el té de coca. Ancestralmente los pobladores de la zona lo han consumido para combatir el mal de altura. 

- Contrate un guía local para que le cuente la historia de la batalla. Aprenderá las anécdotas que han pasado de generación y generación y colaborará con la economía local. 

- Disfrute del paisaje de la Pampa de Quinua. Es un escenario dramático y de gran simbolismo en la historia de América Latina. 

- Si decide almorzar en la zona, no deje de lado la gastronomía ayacuchana: Cuy al carbón, pachamanca o patachi, son algunos de los platillos que podrá catar. El cuy es un roedor de gran tamaño, también conocido como cobayo o conejillo de Indias. La pachamanca es un asado cocido bajo piedras calientes enterradas, y el patachi es una poderosa sopa de trigo con menestras, tocino y verduras. 

- No deje de llevarse una de las lindas artesanías que encontrará en las múltiples tiendas a la entrada del monumento.

Todo lo que necesitas para tu viaje a Ayacucho en una sola Guía

Ver todos los lugares turísticos

Mira aquí la lista completa de lugares turísticos de Ayacucho

Ver Información General

Toda la información que necesitas sobre Ayacucho